martes, 11 de diciembre de 2012

Lo mismo de siempre

Y lo cierto es que nada ha cambiado, siguen decidiendo por ti, y ahora decide más gente todavía.
Es solo que lo han enmascarado bien.
Hasta ahora.
Para Mundo, que yo me bajo

martes, 23 de octubre de 2012

Sí, no, quizás...ese juego de niños

A veces lo que es lo mejor de tu vida es tan desastre como el resto de la misma. Así, sin más, así de duro suena. Por que es así. Por mucho que conozcas a una persona ésta siempre puede sorprenderte, por que es imposible saber todo lo que piensa o por donde va a salir. Y a veces esas sorpresas no son buenas, no entiendes por que gustándole lo que le propones decide no quedarse contigo, no entiendes que está intentando que se lo pidas más por que siente que siempre le dejas a su aire, no entiendes que quiere darte la oportunidad de demostrar lo que te importa...y esa trampa (pequeña, pero trampa) se vuelve un bucle sin retorno del que luego se dicen cosas que se malinterpretan y que ni siquiera sabéis explicar...y esas palabras que tanto impacto te han causado se te quedan marcadas, te han hecho daño y no puedes parar de pensarlas. Él te diría que es lo malo de ser mujer, ese cerebro lleno de interconexiones que no deja de pensar, que el lo aparca a un lado - nothing box- y ya lo pensará más tarde, si eso, por que nada es imprescindible. Ni siquiera tu. Puede que la cosa no llegue tan lejos, puede que no vaya a ser para tanto nunca, que se siga haciendo un borrón y cuenta nueva indefinido, lo que se le llama ¨superar las cosas juntos¨ pero siempre te queda ese miedo en el cuerpo, esa sensación de idiotez al verlo marchar tan tranquilo, sin saber si de verdad está pensando - ese tiempo que perdimos, esa discusión en mensajes en la biblio, esas miradas de sí, te quiero, pero no puedo- pensando en ese maldito juego de niños que nunca acabará

martes, 31 de julio de 2012

Y resurgir...

Así, sin más, paseamos esas calles con olor a sal, llenas de vida, de sentimientos, de risas infantiles y turistas asombrados.  Tan asombrados como nosotros, por estar allí, solos, libres dentro de ese pequeño intervalo de espacio tiempo. La rutina volverá, pero no queremos escuchar a ese tiempo que se escurre entre los dedos, simplemente queremos disfrutar de esa ciudad, de ese precipicio que se aventura al mar, de ese murmullo de la gente que pasa, de ese... je ne sais quoi...

Será una ciudad como otra cualquiera, pero para mi desprende la magia de lo desconocido, y me entran ganas de hacerle caso y de seguirle, perderme por esas calles de edificios antiguos de colores pastel, de tumbarme en la toalla mientras las gotas recorren mi espalda desde mi pelo mojado, de reír y no parar, de reír y llorar al mismo tiempo, pero de felicidad.
me entran ganas de ser feliz, y me doy cuenta de que lo que más quería ya lo he conseguido...

Así, sin más

viernes, 11 de mayo de 2012

Sólo él

Cuando echas de menos teniéndole al lado es cuando te das cuenta de que el mundo no os está dejando seguir, que esta época es mala, muy mala, por todos lados vienen mazazos que se repiten tras un año y con fuerzas renovadas, que no es sólo vuestra situación si no todo lo que os rodea...pero solo piensas una cosa: saldremos juntos de ésta.

lunes, 16 de abril de 2012

Cuando no necesitas más

La lluvia de Abril golpea con fuerza en el cristal de la ventana de esa buhardilla acogedora, las luces están apagadas, fuera es de noche, una noche tormentosa de viento y agua. Las pequeñas velas de vainilla están encendidas, dando una cálida luz de atardecer a lo que tienen a su alrededor. El ordenador encendido muestra una serie que ambos siguen y que ven desde la cama, tapados con las mantas, abrazados. Él aún no se cree que ella esté allí, que se haya hecho realidad ese sueño: quedar con ella, ir al cine, cenar...y que no se tenga que marchar hasta el día siguiente. Ella cierra los ojos, nota su aliento en su nuca, y sonríe, feliz, enamorada, al fin tranquila, consiguió lo que un día le había parecido imposible. Una mano apaga el ordenador, se suceden caricias, abrazos, besos, risas, roces, miradas...un te quiero, un te amo.
Más tarde ella está despierta, no sabe que hora es, pero no puede dormir. Ha parado de llover, el sonido de la lluvia que antes los acompañó ya no está, ahora se ve algo de luz de luna atravesar el cristal...se da la vuelta y puede verle allí, dormido, agarrado a ella inconscientemente, sonriente...y se siente morir por no haber intentado antes de verdad algo así, poder estar juntos los dos, nadie más.
Son las seis de la mañana y él despierta, ella solo está adormilada, así que la besa y con un te quiero se levanta de la cama. Ella consigue conciliar el sueño, pero él no vuelve a tumbarse. Sin que se de cuenta se sienta en la cama con la espalda en la pared, mirándola...y una foto robada capta la imagen de esa niña transformada en mujer sonriendo dormida a la almohada.
La mañana llega y todo sigue igual, risas, cosquillas, felicidad...el mejor fin de semana de sus vidas llega a su fin en unas horas, pero no piensan en eso...en ese momento solamente son ellos dos, como siempre, jodidamente perfectos.

viernes, 24 de febrero de 2012

Después del descanso

Cierto, me alejé un poco bastante de este blog, pero de esto y de todo, aun un mes después de los examenes y sigo agotada...dichosa universidad.
Por ahora no hay novedades notables, solo que intentaré volver a actualizar con menos tiempo entre entrada y entrada :P
De momento os dejo mi dirección de mi nuevo twitter :) si teneis uno me encantaría seguiros y estar en contacto :)
Besitos ^^