viernes, 7 de octubre de 2011

Thursday night

Un piso de estudiantes a las afueras de la ciudad, a diez minutos del campus; en el salón, una fiesta.
Si subís las escaleras iréis a la parte de arriba del dúplex, tres puertas a tres habitaciones.
Pero sólo una de ellas está cerrada.
La música se oye de fondo, se oye a la gente cantando a través de un micrófono ridiculizando alguna que otra canción, y risas. Muchas risas.
Ante todo deciros que no está pasando lo que os esperáis en ese cuarto. Al menos ese día no.
Ella está de pie frente al escritorio, mirando la foto que le ha regalado a él por su cumpleaños, el motivo por el que están ahí.
Él sale del cuarto de baño, se miran, no saben que decirse, pero en realidad no hace falta, han pasado juntos lo suficiente como para entenderse con la mirada.
Alguna que otra riña pasajera aderezada (sólo ligeramente) con el alcohol ha hecho que hoy se encuentren en su habitación, una situación distinta a las anteriores. Pero nada hará que esa noche se derrumbe, están allí por él, sus amigos están abajo, bebiendo, riendo, disfrutando...y ellos no quieren ser menos.
Poco a poco empiezan a besarse, todo está aclarado, no hay que discutir. La cama recibe su abrazo, sus besos, sus palabras de cariño. Otro día en su historia, cada día distinta, preciosa.
Bajan al salón con los demás, se sientan en un hueco mientras esperan a ver cómo prosigue la noche.
Él se levanta y coge el micrófono, la invita a cantar, esta vez con él. Ella no sabe si reír o llorar, le da algo de vergüenza esas escenas en público.
Pero canta, el la abraza por detrás mientras ella se ríe, eligió un grupo que sabe que a ella no le gusta nada, se ríe de ella, con ella, como siempre.
Se miran un momento y ella piensa que es verdad, a veces las noches pueden ser fantásticas.

2 comentarios:

Thinking in love. dijo...

Le he echado un vistazo a tu blog y no está nada mal. :) Me pasaré por aquí de vez en cuando para leer tus relatos o más bien, lo que piensas.

Un besazo grande :)

Chica de SdC dijo...

Muchas gracias, he leido el tuyo varias veces, me alegra tu reconocimiento :)
Besos!