jueves, 25 de agosto de 2011

Sólo un por qué habría bastado

Y ellos parecen no saber lo frustrante que son sus prohibiciones , lo que me gustaría gritar a los cuatro vientos lo que quiero y que no pueden impedírmelo, que es mi vida y hago con ella lo que quiero y con quien quiero, saber que por mucho tiempo que pase seguirán sin fiarse ni confiar en que todo esta bien y que lo que yo quiero es un error y que está mal. Quiero poder decirles que aunque bajo su techo, soy mayor de edad, que aunque me equivoque es el precio que tengo que pagar, que sin esas experiencias la vida no es nada, sólo un disfraz, que quiero sentir todo lo que me está vetado sin razón. Por que dicen que hay MUCHAS RAZONES por las que no puedo, pero NUNCA me han explicado ni la más mínima...si es que "es sólo por mi bien"...¿mi bien?...
¿O más bien su tranquilidad?...ya no lo sé.
Mientras sólo escucho tu voz al teléfono, viendo lo que esto nos afecta...echándote de menos.
Por que dicen que no puedes echar de menos algo que nunca has tenido...yo echo de menos la libertad.
Y no. No la he probado jamás.

1 comentario:

Lost Soul dijo...

La libertad es hermosa, cierto. Pero te digo por propia experiencia que no es oro todo lo que reluce, disfruta de que te quieran y se preocupen por ti, todo eso que ansias puede hacerte daño, mucho daño y cada uno de los días que pasan cuentan en tu contra. Quierelos, por que nunca sabes cuando te faltaran, o cuando podrías llegar a faltarles tú.