sábado, 21 de mayo de 2011

Presentando...

Caminas por la acera en medio del frío, de la gente, de la misma ciudad que te vio crecer entre sus viejos muros y sus lágrimas de lluvia eterna. Pero nunca es lo mismo, las notas cambian cada día, y junto a ellas todo se transforma.
La ciudad, ese gran titán de piedra, y tú, os disfrazáis de mil emociones distintas, no tiene lugar aquí la rutina, basta quererlo, basta estar atentos y dejarse llevar. Sólo hace falta un simple gesto.
Entonces buscas, pulsas play y vuelves a caminar, las notas fluyen, su voz te arrulla, cada canción suya es diferente, te inspira, te da fuerza, te arropa, hace que te sientas eufórica; ese acorde llena la calle y esos muros de la perfecta melancolía, dibuja en cada pared, cada paseo y cada árbol una sensación contada con mil historias distintas.
Cada palabra escrita en esos versos es la adecuada al momento que estás viviendo, sabes que nada sería igual si no los tuvieras a ellos, si no cantaran lo que tu sientes y que debes sacar de dentro, son tu musa, tu amiga, tu escenario, tus sentimientos, tu tristeza, tus lágrimas de alegría, son todo lo que te acompaña embrujándote en tu camino cada día...son tu grupo favorito, tu banda sonora, tu hechizo.
Entonces te das cuenta, llegas y tienes que pulsar el stop; por desgracia ciertos sitios necesitan de ese macabro silencio para cumplir ciertos fines. En cuanto lo pulsas, toda esa magia enmudece, todo pierde algo de vitalidad e incluso algo de sentido.
Pero luego lo notas, sus acordes están en tu cabeza todavía, esperando al momento en el que puedas volver a escucharlos. Por que volverás a sentirlo, es la llamada, es la hora de que fluya...es Música

No hay comentarios: